Arquitecta

Ilena Bosco

Hola, soy Ilena. Soy italiana, tengo casi 32 años y vivo en Colonia, Alemania, desde hace 5 años. Me mudé aquí justo después de terminar mis estudios, consciente de las mejores oportunidades que tendría para encontrar un trabajo satisfactorio y bien remunerado. Soy arquitecto de profesión, y desde hace 4 años trabajo en la misma empresa con un contrato indefinido, obtenido tras un periodo de prueba de 3 meses.
Desde el principio, tuve la oportunidad de ser acogido y tratado como un profesional, con reconocimiento del valor de mi máster adquirido en el extranjero. Superar las dificultades lingüísticas fue un paso importante para mí, pero la propia empresa apoyó mi éxito financiando un curso de idiomas al principio de mi carrera.
Esta experiencia me ha permitido cumplir plenamente mis expectativas. Aquí, en Alemania, he descubierto un entorno laboral que ofrece la oportunidad de crecer profesionalmente y planificar el futuro con una mayor estabilidad económica en comparación con Italia. La estabilidad y la solidez del nivel de vida aquí me han inspirado confianza para construir una trayectoria profesional y personal duradera. Estoy agradecido por las oportunidades que he tenido y me entusiasma seguir creciendo profesionalmente.
Además de mi trabajo arquitectónico, he desarrollado habilidades avanzadas en el uso de programas de diseño digital, considerados esenciales para mi profesión. Me interesa especialmente ampliar mis conocimientos trabajando más activamente en obras de construcción. Creo que esta experiencia práctica puede enriquecer mi perspectiva profesional, permitiéndome aplicar mis conocimientos teóricos en situaciones del mundo real.
Equilibrar el tiempo pasado en la oficina con el dedicado al trabajo in situ es una mezcla ideal para que pueda desarrollar una comprensión global del proceso de diseño.
Otro aspecto que me fascina es explorar la arquitectura en contextos internacionales, sumergiéndome en las culturas y tradiciones de otras naciones. Mi conocimiento de diferentes idiomas me da una ventaja en este sentido, ya que me permite una comunicación eficaz y una plena comprensión de los matices culturales en proyectos internacionales. Esta apertura a la diversidad cultural enriquece no sólo mi formación profesional, sino también mi perspectiva global de la arquitectura.

Share the Post: